27 de febrero de 2009

Ciudades colgantes


"Hice mío el mundo que me envolvía, de modo que ahora era yo quien le envolvía a él. Y lo hice saltar como a un balón, y lo observé".



"Te he sobrevolado y he visto que de noche pareces una sonrisa, ciudad. Tal vez una boca de luces que quisiera besar."

6 comentarios:

pimypom dijo...

Há palavras que nos beijam
Como se tivessem boca.
Palavras de amor, de esperança,
De imenso amor, de esperança louca.

Diria Alexandre O'Neill

Un saludo Verónica

José Miguel Vilar-Bou dijo...

Bonitos dibujos, aunque deberías despedir al sujeto que te redacta los textos.
La palabra no sería "albergo", sino "ostello".

VERONICA LEONETTI dijo...

Que cita más bonita Pimypom! ya la veo como complemento de esta entrada.
Vamos a ver José Miguel, no te metas con el escritor, al que por cierto le agradezco enormemente su colaboración. Yo espero seguir contando con él en más ocasiones.

J.E. Alamo dijo...

¡Vaya! Cuando dos buenos artistas se unen es como juntar luz y espejo, uno destaca al otro.

stygryt dijo...

Un sol oscuro resplandece sobre la ciudad, haciendo crecer flores multicolores como edificios al revés.

Yo también quiero vivir en estas ciudades colgantes.

VERONICA LEONETTI dijo...

Tienes razón J.E. en la unión está muchas veces la clave para comunicar más y mejor. La obra, en este caso, se enriquece mucho.
Hola Stygryt, después de semejante poesía que has escrito en tu comentario, te mereces una invitación especial para vivir en ellas el tiempo que quieras.