28 de agosto de 2009

Venezuela


Por Caracas dura y desnuda
y sus alturas matorrales
anduve, loco de vivir,
ahito de luz, atropellado
por la salud de Venezuela.

Enarbolada por la luz
entre los verdes masteleros
recorre la estatua yacente
una burbuja de petróleo
que concurre por las arterias
al corazón electoral.

Yo soy el bardo que cantó
la trinitaria afirmación
de sus pájaros encendidos,
porque no hay canto que no canten
los frenéticos cantarines
y no hay fulgor que no inauguren
los voladores venezuelos.

Pablo Neruda (Fin de mundo, 1969)

11 comentarios:

José Miguel Vilar-Bou dijo...

Joé.

Anónimo dijo...

Chaaama! ya falta menos para que vuelvas a tu callejón a tomar café con tus vecinas.Tenemos ganas de verte y que nos cuentes muchas cosas de los voladores venezuelos,jejeje
Bessets!!!
Isa i Pili

RICARDO VILAR dijo...

muy bueno el poema, estoy totalmente de acuerdo con el señor pablo neruda.

aitana dijo...

Oiga usted: ¿estás en Venezuela?... ¿sí?... qué bien...

VERONICA LEONETTI dijo...

Hola, José Miguel: Joé, gracias!

Isa y Pili: yo también estoy ansiosa por verlas y muchas gracias por vuestra visita.
Un gran abrazo!

Hola, Ricardo: Y yo estoy totalmente de acuerdo contigo en que el poema es especialmente bonito. ¿ Y quién no va a andar loco de vivir por esas tierras, verdad?

VERONICA LEONETTI dijo...

Hola, Aitana: ¿Es que no se lo había contado?...Pues sí. Y está más que bien.
Un abrazo!

creumont dijo...

¡¡¡Ay, que te estoy notando ganas de quedarte!!! ¡Vuelve, que te echamos de menos! Además, tenemos mucho que hacer, compañera, ja, ja

Disfruta lo que te queda. Besets

VERONICA LEONETTI dijo...

Hola, Creumont:
A veces si que provoca quedarse ;) Pero no te preocupes, que vuelvo dentro de nada y con las energías renovadas!

Enric Herce dijo...

Tan agradable como el viaje es tener la certeza de que hay gente que te quiere de regreso.

txemacantropus dijo...

Ahora que has cambiado de paisajes,
cuando cambias la cabecera?

"El libro de los cambios interminables"

Anónimo

VERONICA LEONETTI dijo...

Hola Enric,
Tienes toda la razón. Es lindo saber que te echan de menos y ahora mismo no sè que continente extraño más cuando no estoy en él.

Qué tal Txema? precisamente está en mis planes cambiar la cabecera. Pero aún no tengo claro que pondré.
Ya os sorprenderé!