29 de noviembre de 2009

Tanto como puedas

Y si no puedes hacer tu vida como quieres,
al menos intenta esto
tanto como puedas: no la envilezcas
en demasiados contactos con la gente,
en demasiados trajines y conversaciones.

No la envilezcas llevándola
y trayéndola a menudo por todas partes y exponiéndola
a la diaria locura
de las compañías y las relaciones
hasta que se vuelva fastidiosa como una extraña.

C. P. Cavafis

24 comentarios:

J.E. Alamo dijo...

Para pensar, la verdad. Aunque alguna que otra locura tampoco hace mal a nadie.

roberto dijo...

Ay, la vida, qué difícil es de llevar...

VERONICA LEONETTI dijo...

Pues si Joe. Si no cometiéramos locuras de vez en cuando...

Y de comprender, Roberto.

Nader dijo...

Ser uno mismo nuestra única referencia y pensar que, por el hecho de ser, cada momento de nuestras vidas está justificado, sagradamente justificado.

uve dijo...

Precioso el texto y la imagen.

Enric Herce dijo...

Ambos deberían ser cortinilla y primera página obligatoria de programas y revistas del corazón.

danielsan dijo...

poder es poder...

VERONICA LEONETTI dijo...

Hola Nader,
La verdad es que me has hecho reflexionar y mucho, sobre lo que has escrito en tu comentario.
Muy bello, gracias!

Vero, gracias! Cavafis es muy GRANDE!

Hola Enric,
No sé si las personas que consumen estos programas y revistas tendrán estos gustos o harán caso a tales palabras. Ojalá!

Muy bien Dani! me gusta esa positividad.
Y querer es...

Al golpito dijo...

No desfallecer ... preciosa ilustración.

VERONICA LEONETTI dijo...

...y no fastidiarse de la vida, o no fastidiarla a ella ;)
Gracias, Al golpito!

Isabel dijo...

Y se sostenga sólo por ese delicado dibujo.
No la envilezcas para que el hilo que nos sostiene no se rompa.

Es una suerte poder expresar de otra forma las bellas palabras.

Muy bello

VERONICA LEONETTI dijo...

Hola Isabel,
También las imagenes suelen agarrarse a las palabras, y muchas veces logran crecer y existir gracias a ellas.

Miguel Calero dijo...

Hola, Verónica. Un placer y un honor el que hayas visitado mi humilde cajón de trazos "arrejuntados". Generosas palabras las tuyas. Sobre todo después de haber podido disfrutar de lo que, amablemente, nos muestras en tu blog. Preciosas imágenes y palabras.

Un saludo, y te añado a los links de mi blog, si no te importa.

VERONICA LEONETTI dijo...

Hola Miguel,
Gracias a ti! eres siempre bienvenido a echarle un vistazo a este mundo de reflejos ;)

relles maestre dijo...

Es cierto que uno se extraña de si mismo cuando se expone demasiado a la mediocridad reinante. Me pregunto por qué el mundo es tan bruto. Menos mal que también hay gente con sensibilidad para compartir y no sentirnos tan extraños.
Que belleza de imagen Verónica. Me dan ganas de robartela para mi blog.

VERONICA LEONETTI dijo...

Me gusta tu reflexión, Relles.
Y ya sabes que mis dibujos siempre están encantados de salir en tu blog!

stygryt dijo...

Icaro entrando en el sol, transformándose en su propia verdad. Precioso.

VERONICA LEONETTI dijo...

Stygryt, has hecho que esto mejore un montón!
Gracias!

relles maestre dijo...

Me gusta esa interpretación. A mi me sugería el encuentro con el propio mundo,te eleva, te ilumina. Espero que no nos queme las alas como a Icaro y podamos esquivar la soberbia. Me acuerdo de Chacho, que diría: "no te pases de maraca, muchachito".

VERONICA LEONETTI dijo...

A mi me flipan ambas reflexiones e interpretaciones.
Gracias por aportarle palabras y alma a esta publicación.

Isa dijo...

He volado Verónica con el encuentro de tu blog y de este post en especial... Guardé la esencia del encuentro en la remembranza y digerí y volví. Se regresa, si, siempre se regresa a lo que nos ha tocado el espíritu intensamente. Exquisita y poderosa combinación, tu dibujo y la letra del enorme Cavafis. ¿Cómo pasar y no vibrar? ¿Cómo pasar y no ser-serse--sentirse--

Isa

VERONICA LEONETTI dijo...

Gracias, Isa.
Por tus palabras y por saber encontrar esas increíbles sensaciones en Cavafis y en mi dibujo.
Bienvenida!

Jessie dijo...

Me encanta. Me parece una imagen muy buena.

VERONICA LEONETTI dijo...

Gracias, Jessie!
Que bien tenerte de nuevo por aquí.