4 de enero de 2010

Dans l'attente


Liste d'attente devant la vitrine de la vie,
comme un violon j'attends mon musicien,
ma muse de l'âme intime,
mon espoir désespéré.

Sans musique, les pleurs n'ont pas de sens.


Stygryt

17 comentarios:

J.E. Alamo dijo...

¡Qué sensación tan extraña me ha dado ver esos violines aguardando que alguien los saque del escaparate...!
La foto como ya es habitual, dice mucho y sugiere más. En cuanto a los versos, me temo que no sé francés, pero si intuyo correctamente habla de la importancia de la música, oui?

Tom Zeta dijo...

Hay que salir de ahí y seguir tu propia melodía. No aguardes nunca.
Eres buena, Leonetti. Y esta vez me gustan los versos.

roberto dijo...

Violines en espera, colgados al sol. Bonita imagen y hermoso texto.

Isabel dijo...

Recien acabaditos y tendiditos, ¿quién los tocará?
¿qué musa inspirará una música que nos envuelva?

Que no se acabe tu inspiración para lo que desees.

VERONICA LEONETTI dijo...

Hola, Joe.
Pues creo que es mucho mejor lo de intuir más que traducir, tanto las sensaciones como las palabras.

Hola, Tom. Me gusta tu filosofía y me alegra que esta vez si que hayas disfrutado de los versos. Ya sabes que aquí todo el mundo es libre de opinar, siempre que haya respeto por la obra y los autores.

También hermosas son tus palabras, Roberto.

Quien sabe, Isabel...quien sabe...
Y que bonito es hacerse estas preguntas sobre el destino de estos objetos llenos de vida.

Enric Herce dijo...

Una vez más es un gustazo ver como le das la vuelta a la historia. Tal y como si los instrumentos observaran pacientes, dispuestos a encontrar el músico que quieren que les acaricie. La calle el escaparate.

Nader dijo...

Precioso. Es como si esperasen a que alguien sacara lo mejor de ellos, que sin ese alguien que les entienda no son nada.

La musique c'est la plus espirituelle des arts.

trivitown dijo...

me encanta la foto!una pena que no entienda naada..un saludo!

VERONICA LEONETTI dijo...

Hola, Enric.
La culpa la tiene el maestro Stygryt, que sabe ver más allá de lo evidente y ha creado estos versos especialmente para la imagen que veis.
Todo un honor, por cierto.

Gracias, Nader.
Y ciertamente, tienen toda la pinta de merecer ser bien tocados :)

VERONICA LEONETTI dijo...

Hola, Trivi.
Gracias! Y ya sabes que en este espacio no hace falta entender. Basta con sentir y disfrutar.
que bien tenerte de nuevo por aquí. ¿Qué tal Portugal?

El caimán de Legutiano dijo...

a mi no me parece que estén esperando para ser tocados, más bien parece que están bailando en fila india,,, creo que me recuerda a alguna peli de Disney...dumbo? Fantasía?... no se, pero esto yo lo he visto antes...
Saludos, Verónica!

txemacantropus dijo...

Algunos de esos violines están suspendidos...en el aire!!

VERONICA LEONETTI dijo...

Pues ahora que lo dices, Aitor, si que hay mucho movimiento en su aparente quietud. Al parecer, tu has visto mucho más que yo en ellos...baile, pelis, animales...

Si, Txema. También vuelan, cantan y saben darnos la espalda con mucha elegancia ;)

Un abrazo, chicos!

Jessie dijo...

Me da la sensación de espiar al silencio.

VERONICA LEONETTI dijo...

Hola, Jessie.
Yo si que era una espía en esa tienda. Pero el dueño fue muy amable y me dejó echar fotos a mi aire.

Blogapalusa dijo...

oh prima, qué impresión para fuerte y liberadora. cualquiera diría que son instantes y pensamientos. te quiero, además de admirarte.

VERONICA LEONETTI dijo...

Gracias guapa!que bien verte por aquí. Suerte con ese nuevo blog.