15 de agosto de 2010

L100e: Ocho



Ocho


Sin el miedo, el enigma, el temblor

del sexo en la adolescencia,

todo parecían estratagemas.

Era rara la luz de la repetición del desasimiento.


Nano




16 comentarios:

NáN dijo...

Es estupendo encontrarse este regalo por la mañana. Ha llegado un punto de relación texto-imagen que es difícil pensar que no nos conocemos, que solo nos comunicamos por mail y por lo que hacemos.

Muchas gracias, Verónica.

Josemaría dijo...

engañar... mmm... riesgo, ganas de temblar adolescente otra vez.

roberto dijo...

Me gustan mucho esas enigmáticas manos...

Isabel dijo...

¡Qué difícil dibujar este sugerente texto!
Sin embargo, lo consigues de sobra.

perplejo dijo...

Joder, qué buenas criaturas.

Felicidades a los dos.

Gemma dijo...

Estupenda química, la vuestra.

(Muy bien reflejado ese desasimiento...)

Sendos abrazos

txemacantropus dijo...

Es muy hermoso empezar la mañana con estos dibujos

Microalgo dijo...

Y a mí, que no suele gustarme la poesía, esto me gusta.

Las cosas que pasan.

VERONICA LEONETTI dijo...

Estupendo es poder ir subiendo estos escalones contigo, NáN. Un gran abrazo!

Uy, Josemaría. A saber lo que se te está pasando por la cabeza :P jeje!

Gracias, Roberto. Seguro que les gusta que les llamen así.

Todos son difíciles y fáciles a la vez, Isabel. No sé ahora cómo explicarlo bien. Pero siempre va uno en busca de la conexión entre texto e imagen. Aunque está no sea demasiado evidente.

Gracias, Perplejo. Me he quedado con la duda de si Nano y yo somos las 'criaturas'.

Gracias, Gemma. de las mejores y más inesperadas.
Otro abrazo!

VERONICA LEONETTI dijo...

Ya ves, Txema. Las cosas que nos inventamos para darles un buen despertar.
Por cierto, sigo inventando cosas para meter en la maleta ;)


Encantados estamos de poder cambiar hasta vuestras costumbres, Microalgo. Las cosas siempre pasan por algo.

Isabel dijo...

A mí me parece muy evidente esas adolescentes manos volcando estratagemas en forma de gotas hasta el final del rizo.

June dijo...

Cada día me gustan más.

zayi dijo...

Depende de qué adolescencia...la mía fue divina y sin miedos. Era muy joven pero sabía a dónde iba entonces...
Hermosa combinación.
Un beso a ambos.

Enric Herce dijo...

Para no conoceros en persona estáis llegando a un nivel de simbiosis creativa apabullante...

NáN dijo...

Muchísimas gracias a los que habéis intervenido hasta ahora. Son tan sugerentes las ilustaraciones, multiplicando las lecturas.

VERONICA LEONETTI dijo...

Es que tú sabes mirar bien a través de lo que sugerimos, Isabel. Una mirada que siempre alienta a crear y mostrar más.

A mi también, June :)

Que suerte tuviste, Zayi. Las adolescencias suelen ser muy difíciles. Sin embargo, siempre se recuerdan con nostalgia.
Besos!

Gracias, Enric. Realmente es algo que no se encuentra así como así, y es una maravilla.