7 de septiembre de 2011

L100e: Dieciséis


Dieciséis


En el principio fue el sonido y el sonido lo envuelve todo, se dijo.


Circunvalando lo falso, se concentró en el sonido del mundo y se entregó a reproducir la montaña con todas sus especies, los vientos que pudo conocer, el rugido interior y exterior de las aguas, las distintas fases de la luna.


Satisfecho de lo aprendido, sus poemas fueron un fracaso porque al leerlos la gente decía he oído el mar; o nunca había subido a esta montaña. Sin recordar siquiera las palabras.


Se retiró al bosque. Los excursionistas de los domingos, cuando lo ven pasar hablando con las piedras, los animales y las plantas, creen imaginar que le contestan y dicen: “Es como un poeta”.

Nano

25 comentarios:

J.E. Alamo dijo...

Cuánto arte y sensibilidad...

roberto dijo...

Pura poesía...

NáN dijo...

Difícil decir la emoción que me produce tu visión.

Jessie dijo...

Una ilustración hipnótica, creo quepodría mirarla horas sin cansarme.

Aroa dijo...

este me ha encantado mucho!

Microalgo dijo...

Para enmarcarlo.

Literalmente.

Portorosa dijo...

Olé.
Y olé.

José Miguel Vilar-Bou dijo...

gran imagen y vivas palabras. me alegro de que se os haya estropeado el ascensor

JUAN CARLOS dijo...

El poema mas sublime, es el que nunca se escribe, la fotografía nunca revelada, la imagen que se quedó en aquel gabinete de donde nunca quiso salir. En este sopor del mundo, admiramos tanto a los valientes que le dan la cara a la verdad porque ellos escuchan a las piedras. Gracias por elevarnos un escalón más.

Josep Vilaplana dijo...

Suscribo lo escrito por Juan Carlos (para qué decir más si lo dicho dice lo que a mí me gustaría decir). Sólo añadir, mi querido amigo, que a eso vine a las montañas, a escuchar atentamente esta infinita tertulia.

¿Tus palabras y la ilustración?: música entre montañas.

Isabel dijo...

Me alegra vuestra vuelta. Supongo que ese magnífico colorido del dibujo es para celebrarlo, ¿no?

Besos a los dos.

zayi dijo...

Ya les extrañaba...hacen una pareja increible!!!
Un besito para cada uno.

Patito dijo...

La naturaleza toda es un poema y tus palabras lo han descrito tan bien que emocionan. Bravo por ellas.

kika... dijo...

maravilloso...

(besos)

El caimán de Legutiano dijo...

Hacía una buena temporada que no me pasaba por aquí, veo que en este tiempo te han salido los colores! Me gusta mucho esta ilustración, muy poética.

Enric Herce dijo...

¡Bravo!

Lara dijo...

grandes!!!!!!

Gemma dijo...

Ese remolino marino en el pelo tiene que ser por fuerza la llamada de lo salvaje. Muy bello.
Besos para ambos

Gemma dijo...

(La entrada al bosque de Nano...)

NáN dijo...

Queridos: sé que me repito, pero no os podéis hacer idea de lo necesario de vuestra presencia.

Txemacantropus dijo...

Pero que belleza acabas de hacer

Josemaría dijo...

puf!! para verlo durante minutos y varias veces!! Puedo afirmar con certeza que sigues superando tu ya alto nivel!

VERONICA LEONETTI dijo...

¡Muchas gracias a todos/as!
El próximo escalón está al caer.

Nader dijo...

Qué preciosidad, Verónica! Una imagen bellísima, con tantos matices como lecturas.

VERONICA LEONETTI dijo...

Gracias, Nader!
Que maravilla tenerte por aquí. Un abrazo!