4 de octubre de 2011

L100e: Diecisiete

Diecisiete

Con la mirada cerrada los dos

vigilando en el techo de escayola

en los ojos del otro la mirada

propia. Se asustaron de la oquedad.

No quedaban ya luces. Consumadas.


Ver tu mirada blanca en cómo te mira el otro

asusta. No eres nada no hay nadie que responda.


Entregarte al amor no es entregarte:

si no hay dones renovados ¿qué das

si del otro te recibes a ti mismo?

La respiración suena a despedida

a buscar que sea otro quien te mira.


No es poeta quien no desciende por el hilo de nada

de la araña del mundo.


Nano



19 comentarios:

J.E. Alamo dijo...

Estas entradas son pura angustia... Pero también son adictivas.

NáN dijo...

dios, las palabras solo empiezan a existir cuando tú las ilustras.

Gemma dijo...

(Nano es un exagerao, pero lo cierto es que tras leer sus versos he podido ver en tu imagen representada esa interrogación tan cruda y certera, cuando dice: "si no hay dones renovados ¿qué das/ si del otro te recibes a ti mismo?". Bellísimo.
Besos a ambos

Patito dijo...

Esto es poesía y arte, ustedes otra vez me enseñan y yo tengo que releer y volver a ver porque me ha gustado.

Guillem López dijo...

Impresionante...

Larisa dijo...

Siento ser yo quien te lo diga, pero eres poeta. Secundo los dos comentarios que me preceden. Y ahora citaré al maestro:

"Ante el arte, el crítico calla".

Exacto, la frase la dijo Risto Mejide. Babas.

roberto dijo...

Una simbiosis perfecta.

taliesin dijo...

Maravilloso!

Portorosa dijo...

Sí. Qué bonito.

José Miguel Vilar-Bou dijo...

uau, que texto tan claustrofóbico. al menos así lo he vivido. gran ilustración también

Isabel dijo...

Esto sí que es rizar el rizo.

Felicidades a los dos.

zayi dijo...

Bravo!!!

Son increíbles y hacen uno de los espacios más bonitos del mundo virtual cuando están juntos.

Hermosísimo!

Un beso.

Josep Vilaplana dijo...

Desciendo por ese hilo, mi querido amigo sin rostro, con la alegría de leerte y saberte. Te miro, poeta.

Pd. Hay rumores que insisten en que la araña, de la mano del poeta, desciende por el hilo de nada de la araña del mundo y así sucesivamente

Txemacantropus dijo...

Este pelo es para tocarlo

Enric Herce dijo...

Hipnóticos, como de costumbre.

JUAN CARLOS dijo...

Abismal soledad, un asilo. Los estertores de lo que se fue, el ciclo eterno, un circulo. La muerte del espejo.

Gracias Nano por esas palabras que no acaban. Gracias Verónica por ese cabello también infinito entre esas manos angelicales. Nunca había subido unos escalones con tanto gusto.

VERONICA LEONETTI dijo...

¡Gracias a vosotros! por este lujo de comentarios.
Y ahora, otro Simulacro.

NáN dijo...

Pues también rompo el silencio para daros las gracias a todos y cada una. Veamos el simulacro.

Josemaría dijo...

me gusta cuando permites imaginar