6 de noviembre de 2011

L100e: Dieciocho


Dieciocho

Teníamos todo el tiempo y lo perdimos. Tantos años después seguimos teniéndolo todo, pero nos acosa la tentación de querer ganarlo.

Nano



18 comentarios:

NáN dijo...

Primero en felicitarte! (claro que es fácil porque tengo enchufe y sé cuándo lo vas poner).

Lo que ha ocurrido esta vez (otra vez) entre texto e ilustración parece mágico. Te felicito.

Aroa dijo...

pues sí, bravo!

roberto dijo...

¡Me encanta!

Gemma dijo...

Una pinza la del tiempo (perdido y por recuperar) de la que no se salva nadie: unos menos que otros. Sólo tú y Nano os habéis librado esta vez invocándolo...
Besos para ambos!!

Enric Herce dijo...

Precioso color es de esas tenazas huérfanas en contraste con la oscuridad que las rodea.

Di Vagando dijo...

NáN, mil gracias por recordarme los escalones en los que Verónica y tú jugáis a piedra-papel-o-tijera.

Impresionante la ilustración. No son tenazas, son esposas. Y mucho más con tu texto.

Muxus

di

Larisa dijo...

En la ilustración hay un tucán eléctrico. Es naranja. Y muy Dadá. Supongo que lo veis todos. ¿No? ... ¡¿NO?!

El texto es demasiado bueno como para ser de Cuca. De hecho, el texto habla de mí, dice aquí el ego.

Mágico es el adjetivo. Que sí.

Bicos griposos.

Gracias por difundir belleza.

Patito dijo...

Nan: Muy buen texto, es verdad, nos acosa el hecho de ganar más tiempo y a la vez no se pude evitar el perderlo siempre.

Verónica: El tiempo se va por más que quieras atenazarlo. Muy buena ilustración.

Elvira dijo...

NáN: Me has dejado pensando con el último verso...

Verónica: una ilustración impactante.

Un abrazo

NáN dijo...

Aroa y Roberto: gracias por entender y apoayarnos.

"Por esta vez os habéis librado", parece que nos dices, Gemma, pero a pesar de tu buen deseo, solo durante el primer minuto en que unimos ilustración y texto. Esa imagen que ha puesto Verónica me aparecerá siempre que crea poder librarme de ello.

Enric,da la impresión de que hablas sabiendo de lo que hablas. Como no sé de técnicas, me quedo con impacto en bruto que me produjo la imagen.

¿Verdad que sí, Di? Hasta duelen las muñecas, Muxus para ti.

Con toda claridad, Larisa. Me gusta tanto lo que escribes que hasta te acepto un bico griposo.

Patito, es que no queremos entender que lo que cuenta es la intensidad.

Dejar pensando es un gran halago, Elvira. Y todo lo que de diga de Verónica lo firmo.

Un abrazo a todos y cada una.

Freia dijo...

No puedo hacer otra cosa que llevarme la mano al sombrero y, después, enmudecer admirada.

Un abrazo doble.

Portorosa dijo...

Impactante.

zayi dijo...

Hermoso!


siempre me dejan sin palabras.

Besos a ambos.

Isabel Barceló Chico dijo...

¡Genial! Formáis un equipo perfecto. Felicidades a ambos.

Txemacantropus dijo...

....que venga sin prisa aquí lo estoy esperando,,ese tiempo inventado que no existe.

Isabel dijo...

Esta claro que el tiempo es un manjar exquisito, pero que no es degustado de igual forma como muy bien dice la frase.

Ese toque de color y de forma me encanta.

Besos a los dos.

Sue dijo...

Anda, un casi cangrejo...

Me gusta.

Y también los versos.

NáN dijo...

FREIA, PORTOROSA, ZAYI e ISABEL BARCELÓ: siempre es agradable el halago, pero si en algo es además necesario, porque la duda de uno mismo (que no de lo que hace Verónica) es mucha, es en estos escalones.

Es algo así lo que pienso, TXEMA, el tiempo es una dimensión independiente, otra parte de la naturaleza: que venga y que pase sin que nos volvamos locos; haciendo nuestro trabajo como si nada.

Aunque parezca contradictorio, ISABEL, también es así, pienso: no lo alteramos por mucho que nos empeñemos. Basta con no prestarle atención (ni convertirlo en un sustantivo contable).

Me gusta que te guste, procangreja SUE.

Un abrazo a todos y cada una.