7 de diciembre de 2011

Simulacros VIII



Todo puede ser tan peligrosamente leve como la nieve en la bola de nieve.

Jorge Drexler


9 comentarios:

roberto dijo...

Qué bien se ajustan esas manos...

Isabel dijo...

A mí esas manitas nada más verlas me producen ternura, pero al fijarme en donde posan los finos dedos, sobre todo el pulgar, un estremecimiento de peligro me recorre.

Tu imagen se complementa perfecta sobre esa peligrosa levedad.

Abrazos.

Sebastià Martí dijo...

gracias por tus comentarios guapísima!
sigues siendo tan sugerente con tus imágenes. Un abrazo!
s.

VERONICA LEONETTI dijo...

Gracias a todos!
Y ahora 'Las cien mejores baladas de rock'.
Un gran abrazo!

NáN dijo...

Gran composición.

uve dijo...

belleza!

Enric Herce dijo...

Yo a esas manitas les veo un aire extraterrestre, será ese sfumato que les da un algo irreal.

Jessie dijo...

Como si a través de una ligera caricia, hicieran nacer notas de su garganta...

Unknown dijo...

Esta no la había visto, Vero. ¡Qué buena! Es terriblemente inquietante.