17 de febrero de 2010

L'ébauche des sens

Mains à l'oeuvre, savoir inhérent de la douce musique tactile,
l'homme affine son savoir, cet actif inquisiteur d'ivresse solitaire.
Demain, le reflet du travail accompli ébahira les plus attendris.
Quant aux autres, ils attendront, patiemment,
que le musicien reprenne son instrument.

14 comentarios:

Randle dijo...

Una imagen vale más que diez palabras.

J.E. Alamo dijo...

Manos artesanas...

José Miguel Vilar-Bou dijo...

Yo no sé lo que dice el texto pero suena a pura poesía, como la imagen.

Josemaria dijo...

las manos que permiten a otros hacer música capturadas por los ojos que quiere que veamos las manos que permiten a otros hacer música. Gracias

roberto dijo...

Me gusta (y yo estudié francés, menos mal). La fotografía resulta muy evocadora.

Enric Herce dijo...

Yo de francés ni papa, pero al instrumento le veo ganas de colgar en el escaparate junto a sus compinches.

Nader dijo...

Alguien que aprecia la poesía de los instrumentos es porque sabe extraer de ellos su esencia. ¿Sabes tocarlo?

Isabel dijo...

Una bella imagen de alguien que es capaz de construir para que otros nos deleiten.

maria dijo...

Me gusta.
Coralet

stygryt dijo...

Esta serie de fotos nos deja música en el oído.

Eso suele llamarse Arte.

Randle dijo...

Gracias por visitarme, ahora sólo hace falta que le des un empujón al que tiene que hacer llegar vuestro libro a mi ciudad, hace más de dos semanas que lo tengo pedido.

VERONICA LEONETTI dijo...

Hola, Randle.
Para eso están las imágenes. Para comunicarnos sin ser oídas, y para dejarse enriquecer por bellas palabras.

...Y que saben muy bien lo que hacen, Joe! :)

Hola, José Miguel.
Así es como se puede ver que, tanto las palabras como la imagen, no necesitan ser traducidas.
Pero bueno, en último caso siempre se puede recurrir al google translate.

Gracias a ti, José María, por ponerle más poesía a este espacio.

VERONICA LEONETTI dijo...

Gracias, Roberto! A mi también me gustó tu último sueño. ;)

Hola, Enric. Lo que pasa es que este es un violonchelo y seguramente los pobres violines se habrían sentido pequeñitos al lado de él.

Hola, Nader. Ojalá! Soy músico frustrada. Pero si que disfruto mucho de la música y este taller inspiraba mucho a mi cámara.

Gracias, Isabel. Cierto es que le debemos mucho a estas manos anónimas.

VERONICA LEONETTI dijo...

Hola, Coralet. Gracias!

Gracias, Stygryt. Y estas palabras también nos dejan una hermosa melodía en el alma.

Hola de nuevo, Randle. Ha sido un placer pasearme por tu espacio. En cuanto al pedido; no sé, a lo mejor se puede llamar para confirmar el pedido y ver como va el envío. ¿Por donde lo has comprado?