28 de mayo de 2010

L100e: Cinco

cinco

La poesía entra en el sueño
como un buzo en un lago
Roberto Bolaño


En un cielo azul muy limpio hay niños vestidos de marinerito suspendidos cada uno de un globo de color. Estáticos como en un cuadro de Magritte sin malas intenciones.

Si prestas atención, ves que descienden lentamente, asumidos en la luz nueva.


Más abajo, el aire oscurece la lucha que se sugiere. Al suelo llegan como retratos de Saura con malas intenciones. Se deshacen. Dejan una pasta grisácea que nos llega a los tobillos. Es duro moverse, respirar, en ese engrudo de la vida gris. De todos los días. Luchando cada paso con los restos de antes, que se reclaman sustrato permanente. Cavamos un agujero cuando movernos es ya imposible. Aparecemos del otro lado como marineritos colgados de un globo. La luz es suave y no nos damos cuenta de que caemos.
El que se niega a abrir otro agujero envejece al instante. A veces se muere.






30 comentarios:

J.E. Alamo dijo...

Conservar la ilusión que nos da vida o morir.
Perfectos texto e ilustraciones.

NáN dijo...

Qué puedo decir, Verónica, salvo agradecerte que sea incapaz de separar ya ilustración y texto.

Enric Herce dijo...

Sugerente texto y precioso diálogo el que establece con tu díptico. Pura poesía visual.

Portorosa dijo...

Me ha gustado (todo) mucho. Mucho.

Saludos.

roberto dijo...

Maravilloso díptico. Una pasada.
Y la cita de Bolaño, gloriosa...

Freia dijo...

Recuerdo que fue un texto de Nano que me impresionó por la plasticidad de las palabras y las imágenes que era capaz de evocar.
Ahora, efectivamente, es todo en uno.
Una sinestesia indivisible, perfecta.
Enhorabuena a los dos por esa simbiosis alcanzada tan particular y fecunda.
Un abrazo a ambos.

Freia dijo...

Verónica, con tu permiso, te enlazo en mi blog.

Isabel dijo...

Pura poesía ¡genial ambos!

Y esa mano, esa humanidad que viene a rescatarnos...

FELICIDADES

Josemaría dijo...

uff que bien!! de verdad que te sale bien lo de combinar foto e ilustración! pocas veces me atraen los dibujos en dos secciones y a dado un buen cambio en mis gustos. Luego esta la libertad de verlo.. lo mete o lo saca? lo rescata o lo hunde? es él o ella? muy bien!

Anónimo dijo...

Me gusta. También el poema, este poema es el más me gusta.
...
Y los comentarios de Isabel, la lectura que hace de tus dibujos, siempre aprendo ;)

"esa humanidad que nos rescata"

Besets

Coralet

Lara dijo...

in-cre-í-ble

me apasiona este dúo

Javier Gay Lorente dijo...

Síntesis mágica, sencilla, profunda, la oscuridad rodea a un ser absorbido por la negra oquedad, sale o entra?, quién lo sujeta?, nada sabemos, todo sentimos...solo los valientes se lanzan al vacío... me encanta el minirelato, me encanta tu bidibujo y me encantas tú...me pierdo y me mareo con tus obras...

Gemma dijo...

De los umbrales del texto de Nano a los no menos inextricables que traspasa Verónica.
;-)

Bello, bellísimo.
Besos

VERONICA LEONETTI dijo...

Definitivamente, mejor seguir viviendo ilusionados, Joe! :)

Gracias, NáN. Pues sí. cada vez más inseparables...

Hola, Enric. Gracias! las palabras de Nano hacen posible que una se lance al hoyo.

Hola, Portorosa. gracias!

Gracias, Roberto. La cita de Bolaño, gloriosa y perfecta, para empezar la inmersión.

Hola Freia. Sí, a mi me han impresionado todos los escalones desde el principio. Cada uno es especial a su manera. Pero es verdad que este tiene algo que lo hace inseparable del texto.
Un gran abrazo para ti también y encantada de que me enlaces! yo también me he tomado esa libertad con tu blog.

VERONICA LEONETTI dijo...

Gracias, Isabel.
Aquello que nos sumerge es, a veces, lo mismo que nos rescata.
Hermosas tus palabras, como siempre!

Hola, Josemaría. Ya sabes que me gusta que interpretéis libremente. Así que como tu prefieras. ;)

Hola, Coralet. Pues yo tengo la suerte de ya conocer el 'seis', y a lo mejor hasta te gusta más. Una maravilla, oye. Y es cierto, sin Isabel este espejo no sería el mismo.
+ Besets!

VERONICA LEONETTI dijo...

Gracias, Lara! estamos encantados con poder apasionarlos.

Hola, Javi. Dicen que los cobardes no llegan nunca a nada. No forman ni parte de la historia.
Y más valientes que los que les gusta perderse, no hay.
Pero no te marees mucho, que te caes! ^ ^

Hola , Gemma. Gracias!
Seguiremos traspasando umbrales!

kika... dijo...

ma-ra-vi-llo-so...

Enhorabuena a los dos, a Nano, amigo y a ti, Verónica.

besos
Kika

José Miguel Vilar-Bou dijo...

Increíble!

Miguel Calero dijo...

Hola, Verónica.
Como siempre, admiro mucho tu capacidad de contar tanto con, aparentemente, tan poco. Tu habilidad para abstraer y sintetizar me admiran.

Muchas gracias por tu amable comentario en mi blog.
Un fuerte abrazo.

Miguel Calero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
stygryt dijo...

Cogida por los dedos de los pies, Clara se puso a cantar una canción. En el otro lado del espejo, levantaban los brazos en una oleada de alegría ;-)

NáN dijo...

Tienes razón, Styrgit, era para hacer la ola.

Aprovecho para dar las gracias a tantas y tan bien venidas muestras de apoyo.

zayi dijo...

Que belleza de entrada!. Me ha conmovido la inocencia, la dulzura y la cruda realidad que enmarca esta entrada. Las ilustraciones son simplemente maravillosas.

Enhorabuena a los dos!
Un beso.

VERONICA LEONETTI dijo...

Gracias, Kika y José Miguel: Esos adjetivos si que animan!

Hola, Miguel. Y parece que cada vez abstraigo y me abstraigo más!
Otro abrazo para ti.

Gracias, Stygryt. Por esa manera tuya tan especial de traspasar el reflejo ;)

Hola, Zayi. Gracias! Si es que por muy cruda que sea la realidad, siempre podemos encontrar una salida.

MARIKO dijo...

Texto e imágenes esta vez son más inseparables que nunca: sus respectivos agujeros deben ser círculos concéntricos. Digo yo.
(Vaya, se me había pasado esta entrada; suerte que has llamado por teléfono ^_* )

VERONICA LEONETTI dijo...

Lo que tú digas, Mariko :)
Y mucho mejor ha sido verte ;)

txemacantropus dijo...

Que preciosos son esta serie de montajes

VERONICA LEONETTI dijo...

Gracias, Txema. Intentamos montárnoslo lo mejor posible :)

Jessie dijo...

Impresionante, tanto el texto como las ilustraciones.
Que gran observadora...

VERONICA LEONETTI dijo...

Gracias, Jessie.
Estos poemas de Nano se dejan observar y sentir.