29 de noviembre de 2010

L100e: Doce

Doce

Enciérrame en el lado de fuera de tu vida.

Me debilita lo pálido del mundo en tu presencia.



Nano








23 comentarios:

Gemma dijo...

Y aunque en tu ausencia la vida tenebrosa me violenta, siempre es mejor tomarse el amor a pequeños sorbos.
Besos a ambos

José Miguel Vilar-Bou dijo...

Estos versos los cogería yo y se los recitaría a más de uno. Me encantan en su verdad. También me encanta la ilustración.

NáN dijo...

Ay, veo el texto tan desangelado, él solo. Pero luego se publica con tu ilustración y el conjunto me causa tanto placer.

No sé cómo darte las gracias.

(esta tarde lo pondré en mi blog).

stygryt dijo...

Me ahogo en la cucharita de la vida, meandome cantando debajo de la ducha.

Cuando hay agua, dicen que hay vida.

roberto dijo...

Menudo ojo tiene la cuchara...

Josemaría dijo...

presente!

Isabel dijo...

Una docena de estos versos, pares también, para alimentar a ojos la autoestima.

Hacen falta y lo sabéis.

NáN dijo...

Ya lo subí. ¡Guau!

Isabel Romana dijo...

Una vez más, ¡genial! Felicidades a ambos.

kika... dijo...

amor a cucharadas, pensé.

y después vi la cuchara.

¡bravo!
K

Araceli Esteves dijo...

Espectacular binomio, como siempre.

VERONICA LEONETTI dijo...

Querida Gemma, tus palabras endulzan cualquier ausencia.

Cierto que hay tanta verdad en ellos, José Miguel. Si que provoca recitarlos, tengas o no tengas a nadie a quien decírselos.

Igual que a mi, Nano. :)

Me gusta como le has dado la vuelta a la cuchara, Stygryt.
Y donde hay vida...

Sí, Roberto. Menos mal que todavía no habla ;)

VERONICA LEONETTI dijo...

Me alegra, Josemaría. Pero dónde estaba usted metido?

Gracias, Isabel. Me alegra sabernos necesarios. Eso si que estimula!

Genial, Nano. A ver, a ver...

Gracias, Isabel R.
Y seguiremos con más!
No nos han dado vacaciones.

Hola, Kika. Pues que bien!
Entonces, la imagen ha seguido bien juntita a las palabras.

Mil gracias, Araceli. Esperamos continuar así.

Freia dijo...

Según veía esa cuchara acunadora de miradas y leía el texto, se me ha venido a la cabeza música de Satie. Y aquí ando enredada con los tres en una perfecta sinestesia
Vamos, que me están dando ganas de leer a San Juan de la Cruz. No digo más.
Un abrazo a los dos y enhorabuena.

zayi dijo...

Y es que el amor cuando no crece, como la luna...decrece.
Hermosa ilustración Verónica y el texto nán, es uno de los que me han pegado en el alma...
Un besito para acda uno.

J.E. Alamo dijo...

Condensáis en dos versos y una ilustración todo un mundo.Fantástico.

Javier Gay Lorente dijo...

Ojo lánguido, mejillón o almendra, no sé, pero todo se come, ñam ñam... homnívoro que se es!

txemacantropus dijo...

Delicioso este dibujo,...con sabor a vista

VERONICA LEONETTI dijo...

Que alegría formar parte de ese trío, Freia. Inspirador Satie...

Así es, Zayi. Todo lo que no se alimenta...

Cierto, Joe. A veces lo que parece breve abarca mucho.

Lara dijo...

Oh!!!

VERONICA LEONETTI dijo...

Ja Ja! Javi, cómo eres!


Gracias, Txema. Me alegra que lo hayáis saboreado a gusto.

Lo próximo me parece que será un plato fuerte.
Gracias a todos/as!

VERONICA LEONETTI dijo...

Hola, Lara. Gracias a ti también. Que me parece que hemos enviado nuestro comentario al mismo tiempo!

NáN dijo...

Dais tanto ánimo todos. Y no sé si os dais cuenta de lo necesarios que sois para mantener este juego sobre al alambre.

Un gran abrazo